¿Te vas a comprar el Apple Watch?

apple-watch-6_1

Mucha gente me pregunta esto, quieren saber si el sonado nuevo aparato de Apple vale la pena. La verdad es que en el Apple Watch todavía no hay expertos en el tema. Nos tenemos que confiar de lo que se lee de los pocos periodistas de tecnología que lo han podido conocer en los eventos de Apple. Muchos estamos con una alta expectativa sobre este nuevo producto porque en anteriores ocasiones, Apple ha revolucionado mercados que no sabíamos que existían hasta que nacieron sus productos.

Intento comparar mi sentir cuando vi el iPhone o incluso el iPad, y el sentimiento no es parecido. Cuando Steve Jobs hizo la presentación de estos exitosos productos de inmediato supe que los quería y cómo me iban a ayudar en mi vida diaria. Incluso lo tuve claro con el iPad que costaba trabajo entenderlo, ya que el pensar de muchos era ¿para qué lo quiero si tengo un iPhone o una laptop? Para mi fue claro el espacio que ocuparía en mi vida y cuando pude, no tuve duda y me compré uno. El iPad para mi ha probado ser un aparato que mejoró la experiencia de realizar actividades que ya tenían solución en mi vida con otros aparatos. Tal es el caso del Apple Watch, pretende mejorar lo hacemos hoy con un iPhone, es decir tener tecnología poderosa y amigable a nuestra disposición inmediata.

Confío mucho en Apple porque la experiencia me ha enseñado que sus productos funcionan y se hacen un espacio en mi vida diaria que se ve mejorada por su tecnología. Son innovadores retando tendencias y ello me gusta, sin embargo, a diferencia del iPhone o iPad no lo veo tan claro ahora. Todo suma, y los beneficios de tener algo tan portátil son evidentes pero pagar lo que implica, ¿realmente viene a mejorar algo significativo en mi vida? No solo es su costo sino integrar un nuevo aparato en un espacio que no necesito.

Una primera barrera es el simple hecho de haber sido muy feliz sin tener que usar reloj en mi muñeca. Hubo un día hace algunos años que me percaté que era reiterativo tener un reloj en mi muñeca para conocer la hora. Dicha información siempre estaba al alcance de mi vista en mi celular, en mi carro, en mi computadora, en la cocina etc. Era raro no tener un reloj siempre disponible por lo que decidí quitármelo y vivir sin esa “atadura”. Desde entonces no he sentido la necesidad de usar uno.

El Apple Watch viene a cambiar eso, implica un aparato que contradice mi anterior razonamiento sobre el uso de algo en mi muñeca. Claramente entiendo que el Apple Watch es un reloj tanto como el iPhone es un teléfono, es decir, servirá entre otras cosas para dar la hora, pero hace muchas otras operaciones que un reloj convencional no hace (como el iPhone, hace llamadas pero cada vez es lo que menos importa). Ahora, ¿lo nuevo que trae el Apple Watch es suficiente para hacerme usar un reloj otra vez? Tengo serias dudas sobre ello pero confío en Apple, y creo que el Apple Watch debe recibir una oportunidad de sobrepasar esa barrera y salirme de mi área de confort. Apple ha demostrado más de una vez que analiza muy bien las tendencias y aun cuando el producto que proponen no es totalmente clara su funcionalidad, el tiempo les da la razón. Es posible que encierre un gran potencial para su uso y ello me divierte mucho. Me interesa entenderlo y retarlo a mejorar mi vida.

La siguiente barrera que tengo es sobre su efectiva relación costo-beneficio. Este aparato viene a mejorar algo que quizá no necesita mejora. La portabilidad informática la tengo suficientemente cubierta con un iPhone. Desde luego se me hace increíble poder contestar una llamada o mandar corazones con un reloj, pero ¿vale la pena? No sé, es sumar otro aparato, llevarlo conmigo, acordarse de cargarlo etc… ¿para qué? No me cierro, pero me cuesta trabajo entender cómo va a mejorar lo que ya tengo en términos de portabilidad. Se pagará por la posibilidad de no tener que sacar mi iPhone para hacer algo; estamos hablando de sacar del bolsillo un aparato y verlo, no es tardado ni poco práctico, ¿estaría padre? sí, mucho. pero no sé si vale la pena pagar el dinero por tener esto.

Tal parece que a la ecuación de decidir usarlo hay que considerar un importante factor que no era particularmente relevante en otros productos. Esto es el estatus simbólico que representa tener uno, es decir un producto de tecnología-lujo que pocos pueden tener. Apple Warch no sólo es un aparato de productividad como antecesores de Apple, sino un accesorio que además se luce en todo momento ya que siempre está a la vista. El iPhone o iPad son personales y artículos que han crecido por su funcionalidad más que por dar un estatus o moda a sus poseedores. El Apple Watch parece que trae una propuesta de valor con funcionalidad, pero también un distintivo para reflejar un mejor estatus o nivel socioeconómico.

Para mi Apple siempre fue una compañía que ponía tecnología inimaginable a un precio no barato, pero pagable para la mayoría. Cuando salió el iPhone no hubo versión de oro de 18 kilates. Su argumento se fundamentó en pragmatismo, utilidad y algo de moda, pero en Apple Watch es distinto, me parece que moda tiene una carga más fuerte. Sin embargo entrar al mercado de los relojes lo exige, la gente que compra relojes caros existe y no será el primer accesorio cuyo precio supera los 10,000 dólares. En el mundo de la tecnología estamos mas acostumbrados a comprar pragmáticamente que con el sentimiento. Por ello el razonamiento es complicado y a los más fanáticos de la tecnología nos pesa más el “¿para qué va a servir?” sobre el cómo nos va a hacer lucir en la sociedad.

En mercadotecnia no es normal que alguien conscientemente acepte que hace una compra por estatus pero el mercado de la gente que lo hace existe y es muy importante. El mercado de gente que paga más por lo mismo tiene una función más allá de generar dinero, ¿para qué sirve a Apple un Apple Watch de oro que pocos van a comprar? ¿Venderán muchos? ¿Será la versión que más dinero le deje a Apple? La respuesta es no, claramente no van a vender muchos y aunque los productos de Apple tienen muy buen margen, sus grandes ganancias las han logrado por el volumen de productos que logran vender. Para el Apple Watch de oro es evidente que no se esperan altos números de ventas en la versión de oro pero entonces, ¿qué significado tiene su existencia sino harán tanto dinero por volumen? Sencillo; al existir incrementa el valor de la versión que si bien tiene un precio alto, es pagable para los mortales. En resumidas cuentas nos genera a los consumidores una cortina de humo para valorar un producto que cuestionamos pragmáticamente en su propuesta de valor.

El Apple Watch de cualquiera de los materiales que anuncian hace exactamente lo mismo desde el punto de vista funcional, es decir, tecnológicamente da lo mismo si compras el barato o el ultra caro, pero no representan lo mismo a nivel de sociedad. ¿Funcionará la técnica? Yo creo que sí. El beneficio de la existencia de una versión tan premium como la de oro en un mercado que no entendemos genera valor en las versiones más bajas en costo. Incluso te hace sentir inteligente por no haber gastado “de más” por un mismo beneficio. Es muy posible que si no existiera el modelo aspiracional, nos cuestionaríamos más el precio generando más dudas al impulso de comprarlo.

¿Me gusta este método de marketing como fan de Apple? No, la verdad que no me late, pero creo entenderlo como mercadólogo. Para entrar a nuevos nichos hay que romper paradigmas y estereotipos. Apple ha tomado la decisión de entrar al mundo de los relojes y lo está haciendo poniendo sus reglas en un mercado que ofrece oportunidades por su propia dinámica, que en este caso, es el peso de la generación de estatus en la compra.

Finalmente, ¿lo voy a comprar? Sí, me interesa mucho entenderlo y estudiarlo. En mis cabales no me interesa vender estatus o un mejor nivel socioeconómico (y menos con la inseguridad en nuestro país). Veo clarísimo llegar a una reunión y a la gente preguntando si es el Apple Watch. Tal como sucedió con el iPad; todo mundo le sacaba de onda que en reuniones en lugar de una libreta o laptop llevara mi iPad. Hoy todos ven una tableta como algo normal, ya no impresiona a nadie tener un iPad. Pienso que lo mismo va a pasar con el Apple Watch en unos dos o tres años.

Me intriga del Apple Watch el potencial que encierra para aplicaciones de salud y medición de rendimiento deportivo. Pienso que este aparato servirá mucho en el futuro para conocer y medir el cuerpo humano. Al momento será el aparato con más tecnología que físicamente se integra con una persona y a su estilo regular de vida. Como investigador de mercado también despierta mi interés lo que se podrá hacer en estudios de mercado de hábitos y consumo que difícilmente se pueden hacer sin ser invasivos.

Para los deportistas veo una herramienta que permite medir con gran efectividad el rendimiento. También será muy útil para quienes aunque no sean deportistas profesionales quieren conocer sus progresos en el terreno físico. Me parece también que en el plano médico empezaremos a oír historias de éxito en donde un Apple Watch comunicó una emergencia o notificó a su dueño una alarma que previno una tragedia. Veremos cambios, no hay duda y pienso que efectivamente hay un espacio para este producto que se abre paso retando lo la portabilidad y efectividad del smartphone.

¿Me recomiendas comprarlo? Un tema imprescindible a saber es que para que funcione tienes que tener un iPhone, no funciona si tienes otro smartphone. Al momento no tengo más que ideas ya que nunca he visto o tocado uno. He leído mucho sobre el tema y he escuchado la opinión de la comunidad de expertos en Apple. Si decides comprarlo espera de antemano que el próximo año haya una versión mejorada; seguramente más delgada y poderosa.

También es valido retar su funcionalidad en tu vida sobre lo que ya resuelve tu smartphone. Es decir, el primer paso para decidir comprarlo es darte cuenta que no lo necesitas, que ya resuelves con los aparatos que actualmente tienes, todo lo que viene a sumar el Apple Watch. Si lo compras no es para hacer cosas nuevas, vas a poder hacer algunas cosas que ya resuelves con tu smartphone pero de manera diferente y con una mejor experiencia. Es válido tener tener curiosidad o interés por mejorar tu experiencia y explorar este producto. Finalmente, no es mi caso pero ¿por qué no? quizá también seas un interesad@ en moda o estatus y claramente este aparato aportará como ningún otro a complementar ese interés.

Cuando tenga uno en la mano (literalmente) les platicaré mi experiencia y recomendación, sin embargo por ahora les dejo las anteriores reflexiones preliminares que pueden ayudarles a tener una idea sobre este producto que no puedo esperar por usar y analizar.

Twitter: @OBG888