Reseña iPad Pro 9.7 pulgadas

A partir del pasado viernes es posible adquirir el iPad Pro 9.7” en la tienda de Apple en México. Yo lo compré en USA y lo tengo desde hace más o menos una semana.
¿Vale la pena este iPad? Yo creo que sí, pero como siempre en tecnología hay varios “_dependes_” . La máxima no ha cambiado, para decidir comprar un iPad el primer paso es reconocer que no lo necesitas. Es una manera portable, diferente y por qué no, más divertida de interactuar con la tecnología.

El iPad Pro 9.7” fue presentado en marzo de este año y es el hermano menor de la versión Pro de 12.9” que fue lanzada al mercado a finales del año pasado. Salvo por el tamaño de la pantalla hay pequeñas diferencias que serán imperceptibles en el uso cotidiano de una tableta. El iPad Pro de 9.7″ tiene 2 GB de memoria cuando el de 12.9″ tiene 4 GB. Esto no necesariamente implica que es sensiblemente más lento ya que siendo una pantalla más pequeña, necesita menos recursos. Otra pequeña diferencia es el conector USB que en la versión más compacta del iPad Pro es tipo 2 y no 3, lo cual en la práctica no afecta la experiencia de usarlo.

El iPad Pro 9.7″ vuela, y lo digo incluso comparado con el iPad Air 2 que si bien es muy rápido, la diferencia es moderadamente perceptible sólo si tienes la posibilidad de compararlos frente a frente. En concretas palabras la decisión de modernizar tu iPad actual a Pro se reduce a dos factores, precio y el tamaño de la pantalla.
La pantalla del iPad de 12.9″ se ve mejor por ser más grande y ofrece una maravillosa experiencia al usarlo. Lo anterior es a cambio de sacrificar portabilidad y pagar un precio más alto. El gran beneficio del de 9.7″ es que a diferencia del de 12.9”, no se pierde la comodidad de usarse en la cama o sillón para leer o disfrutar de contenido. Con el iPad más grande es muy incómodo estar acostado y leer o ver un video mientras se sostiene por largos periodos de tiempo.

Las configuraciones de espacio son de 32 GB, 128 GB y por primera vez existe la posibilidad de tener 256 GB en un aparato iOS tanto en 9.7″, como en 12.9″ (muchos estaríamos incómodos por no haber contado con esta versión en el grande cuando salió a finales del año pasado). Algo novedoso también es que únicamente en el tamaño de 9.7″ han incluido el color oro-rosado que se suma a los colores que ya existían, plata, dorado y space gray (única con marco negro, los demás son blancos). Hay versión con Wifi únicamente o con la inclusión de datos celulares. Si compras la de datos celulares en USA, te confirmo que sin problema podrá funcionar en México con las telefónicas locales.

El iPad Pro de 9.7″ es la opción para quienes realmente van a darle el uso de tableta y desean tener recursos para producir algo de trabajo ejecutivo, particularmente si involucra la generación de mucho texto. En muchos blogs de tecnología te dirían que sí puede sustituir una laptop y es cierto, para ellos ya que su trabajo es meramente introducir texto. Es diferente cuando se trata de trabajo de oficina ya que la pantalla, aunque es del tamaño del iPad original, no es tan cómoda respecto al grande para visualizar presentaciones o usar hojas de cálculo, aunque sin duda se puede hacer sin problema.

El iPad, cualquiera que sea, y como lo he comentado antes, puede sustituir a una laptop si uno está dispuesto a tener una nueva curva de aprendizaje en procedimientos que ya son rutinarios en una computadora. Ciertamente es más incómodo trabajar sin mouse y en muchos casos, no hay software especializado que muchos usuarios requieren. Lo que he aprendido es que el iPad para trabajar es mejor cuando hay que centrarse en una ventana sin distracciones o cuando quiero acceder a algo muy rápido. Si me esmero en usarla como laptop, es posible, pero es porque muchas veces iOS permite mejor enfoque, es un poco más accesible y ciertamente es más divertido.

Si estás buscando un iPad, el nuevo Pro de 9.7″ sería sin discusión el de nuestros sueños si no fuera por la existencia del de 12.9″. Si estás cómodo con la pantalla de 9.7″ no hay ni que pensarlo, realmente, está genial. El comparativo también puede ser respecto al iPad Air 2 que hasta hace unas semanas era el iPad más poderoso de tamaño original.

El iPad Pro de 9.7″ es por fuera casi igual que un iPad Air 2 lo cual la hace portable y cómoda para manejar. Sin embargo, por dentro es un monstruo, tiene el nuevo procesador A9X que lo hace ágil y rápido en su manejo. También la posibilidad de tomar fotos, que si bien no se usa tanto en un iPad, la cámara del Pro 9.7” está muy mejorada teniendo la misma que un iPhone 6S. Tiene Live Photos (sí, las fotos tipo Harry Potter) y Retina Flash para selfies. La cereza en el pastel en cuanto a la cámara es que permite tomar video 4K. Hablando de sonido tiene cuatro bocinas (el Air 2 tiene dos) y suena genial. Es difícil pensar que tan delgado aparato sea capaz de producir música a tan buen volumen.

Un par de aditamentos muy valorados que sólo tiene el iPad Pro y que implican gasto, son el Smart Keyboard y el Apple Pencil. Ambos suman a la buena experiencia de usarlo y quizá sean los que realmente convierten a este iPad en Pro.

En el caso del Smart Keyboard es un poco incómodo por su tamaño, pero uno puede acostumbrarse después de un rato. Lógicamente la versión de 12.9″ es más confortable por tener el tamaño natural. Nada se puede hacer para que sea más grande en el de 9.7” ya que también se va a usar como cubierta. Sin embargo, como lo he comentado en otros posts, extraño siempre la posición horizontal con el triángulo atrás, que es muy cómodo para señalar con el dedo en la pantalla y que con el Smart Keyboard ningún iPad Pro puede lograrla cómodamente. Cabe mencionar que en ambas versiones del Smart Keyboard al momento sólo hay distribución de teclas para inglés. No pasa nada, puedes escribir en español y con acentos si recuerdas dónde están las teclas, aunque no correspondan visualmente. Dato curioso, el teclado del iPad Pro de 12.9″ también le funciona al de 9.7” siempre y cuando no tenga la cubierta de hule atrás.

Del Apple Pencil realmente sólo hay cosas buenas para decir. No hay usuario que hoy no lo considere lo más parecido que existe a usar papel en una pantalla touch. Es sensible a la presión, puedes delinear y la batería le dura muchísimo. Me gustaría que tuviera una goma para poder borrar como un lápiz en la vida real (como el de Surface). Al ser el iPad de un tamaño más portable, el lápiz se vuelve un compañero más atractivo para la toma de notas más que para fines artísticos. Aún así, si te interesa dibujar funciona genial y con la misma respuesta efectiva que lo caracteriza, sin embargo si eres artista/dibujante, te tendría que llamar más la atención el de 12.9″.

La pregunta clave suele ser ¿me recomiendas comprarla? Para cualquier interesado en un iPad la respuesta es: sí, está genial y es el mejor crecimiento que ha tenido el iPad de tamaño original en muchos años. Sin embargo, la situación puede cambiar dependiendo de tus circunstancias. Por ejemplo si ya tienes un iPad Air 2 y/o tienes un presupuesto limitado, quizá prefieras quedarte con ese iPad. Está todavía muy bueno y salvo que estés muy interesado en el Apple Pencil, quizá no valga la pena hacer la inversión.

Si deseas ser más productivo con tu iPad, pero no estás dispuesto a comprometer portabilidad, éste es nuevamente el producto que estabas esperando. En caso que el presupuesto y la portabilidad no sean elementos críticos de decisión, tu valoración puede ser respecto al iPad Pro de 12.9″.  El de 9.7″ es más barato en cualquiera de sus configuraciones por lo que la decisión se puede tomar por presupuesto pero hay que pensar qué uso pienses darle. Me atrevo a pensar que la mayoría de la gente busca un iPad más por la portabilidad, que la productividad y si eres de ellos, la compra inteligente es el de 9.7″. Lo anterior no quiere decir que no funciona como herramienta de productividad, al contrario, es un tremendo aparato, sin embargo, ya cuando estás sentado operando mails, hojas de cálculo o documentos, el espacio extra de la tremenda pantalla del iPad Pro de 12.9″ es muy atractivo. También lo es si estás utilizando el split view que vino con iOS 9 y permite trabajar con dos aplicaciones al mismo tiempo ya que en el de 12.9″ se ven de tamaño normal mientras que en 9.7″ ciertamente se reducen mucho. El problema del de 12.9″ es que es casi tan voluminoso y quizá pesado como una laptop y quizá prefieras llevar la tuya y sólo complementar tu productividad con un iPad (para esos casos, mejor el de 9.7”). Si vas a centrar toda tu productividad móvil en el iPad entonces me inclinaría más por el de 12.9”.

Pienso que el iPad Pro de 9.7″ es el que van a preferir aquellos que les gusta usar una tableta para consumir contenido y moderadamente ser productivo de manera móvil. Su portabilidad y gran poder lo hacen un complemento perfecto en la vida ejecutiva aunque todavía para la mayoría todavía no es un sustituto de la laptop. Si quieres un iPad nuevo, es el momento, vale mucho la pena y lo vas a disfrutar muchísimo.
___________

Contacto:

Twitter: @OBG888