Reseña AirPods

Cuando presentaron los AirPods me parecieron interesantes y me costaba trabajo pensar que podrían funcionar como Apple lo prometía. Los AirPods han hecho renacer para mi la conocida frase “It just works” de Apple junto con un increíble diseño y efectividad en su tecnología (sí, como en “aquellos tiempos”). Creo entender ahora el porqué tomaron la decisión de dejar atrás los audífonos convencionales en el iPhone. Apple está confiado en que iremos migrando poco a poco hacia una versión inalámbrica que será cada vez más accesible a todos.

Yo uso diario audífonos en el gimnasio y en muchas ocasiones para conferencias de tipo laboral y personal en la Mac. No escucho tanta música pero sí podcasts y por ello no me considero un conocedor de la calidad del audio. Para mi, los AirPods suenan tan bien como puede esperarse en audífonos de ese tamaño. La mejor forma de describirlo es que suenan prácticamente igual que sus versiones homólogas con cable. Yo no he notado la diferencia y eso lo digo en sentido positivo.

El proceso de enlace es tan sencillo que se vuelve aburrido. Básicamente los sacas de su caja y automáticamente son detectados por el iPhone (o aparato en que lo puedas enlazar) y te propone enlazarlos. Simplemente le das que deseas hacerlo y automáticamente van a funcionar en todos tus aparatos que tengan tu cuenta de iCloud (menos el Apple TV). Cada vez que los vas a utilizar intercalando entre aparatos, funciona como magia; por ejemplo si estás oyendo música en el iPhone y deseas oír la de la Mac, automáticamente se pasará el sonido al último aparato. Tomarán siempre el sonido del último aparato que hayas activado, así de sencillo. Es muy confortable utilizarlos mientras hago ejercicio o voy caminando. No he tenido un sólo problema de tenerlos fijos en el oído. He leído que esto no es la experiencia del 100% pero sí de una mayoría. La probabilidad está del lado de que se fijen bien a tu oído.

Cuando los estás utilizando, la manera de apagarlos básicamente es retirándolos de tu oreja. De la misma manera, para activarlos, solamente debes colocarlos y funcionan, en verdad muy fácil. La duración de la batería es un punto que esencialmente juega en su contra ya que la versión con cable no te da la esa preocupación. No los he tenido suficiente tiempo para valorarlos pero de lo poco que ha sido me parece que duran bastante como para no preocuparse. Utilizándolos 50 minutos en el gimnasio les bajó el 10% a los audífonos. Cada vez que los guardas en su cajita se están cargando con la propia carga que se almacena y por ello es poco probable que te quedes sin batería, por lo menos así me hace sentir. No lo he probado, pero se dice que si están sin carga, con 15 minutos en la caja tendrías batería para 3 horas. La cajita se carga con un cable convencional lighting que viene incluido pero que a estas alturas ya están por todos lados.

No hay duda que estoy gratamente satisfecho con ellos pero no me gustó que ya no es posible controlar volumen, pausas y pases de canción desde los auriculares. Si quieres hacerlo sin tocar el dispositivo, es necesario usar Siri (que no es muy efectiva). Siri se activa haciendo dos leves toques mientras los tienes puestos y además de poder controlar con la voz el aumentar volumen o cambiar la canción, puedes utilizarla para los demás servicios que ofrece. El tener micrófono para interactuar con Siri también permite contestar y realizar llamadas. Al momento no he tenido problema de gente diciéndome que no me escucha durante la conversación.

Si tienes duda de comprarlos, mi recomendación es que lo hagas, están geniales. Si tienes más aparatos de Apple además de un iPhone le puedes sacar más provecho pero aún así valen la pena. Habría que decir que no tienen un precio bajo ya que casi cuestan $3,600 pesos. Para muchos este precio no valen una mejor experiencia con auriculares y ciertamente al momento son un lujo más que algo necesario (además de que están escasos). Si decides pagarlo la realidad es cierto que no te vas a decepcionar, obtienes un producto de calidad que no falla y cumple la promesa de librarte de los cables para escuchar lo que pongas en tus aparatos. Para mi son el producto más sorprendente de Apple para este 2016, ojalá esta tendencia de sorprendernos vaya en ascenso.