¿iPad Pro de 12.9 o de 9.7 pulgadas?

braeburnpro-5184-008

Se han quedado atrás los tiempos de Steve Jobs en los que la decisión sobre la compra de aparatos de Apple no era complicada. Tal es el caso del iPad que cuando salió al mercado hace unos años había que elegir únicamente el espacio almacenamiento y si se iba a conectar a datos celulares.

Hoy más que en cualquier otro momento, quien desea comprar un iPad tiene una amplia variedad de opciones ya que además de lo dicho, habrá que escoger entre cuatro colores y tres tamaños. Si consideramos también que hay diferentes generaciones, la decisión de la más conveniente deja de ser fácil. Intervienen muchos factores, tales como el presupuesto, la portabilidad, gusto personal y si realmente le daremos uso a las mejoras que siempre se suman a las generaciones más nuevas del iPad.

La incursión a finales del año pasado del iPad Pro con un nuevo tamaño de 12.9” en pantalla, propone romper esquemas sobre la productividad. Busca enfocarse a ese ideal que algunos intentan de sustituir su laptop con un iPad. Además de su gran tamaño, sumó la posibilidad de usar un teclado en la cubierta y el impresionante Apple Pencil. La hermosa pantalla de este iPad y todo su potencial en procesador, es muy tentador e impresionante. Sin embargo, al momento de usarlo como herramienta portátil, quizá implique lo mismo que cargar una Macbook que es mucho menos limitada en software.

Apple sacó unos meses después un iPad Pro con casi las mismas especificaciones pero en el clásico tamaño de 9.7 pulgadas. Respecto al de 12.9”, la tecnología de la pantalla es algo mejor (True Tone Display) y tiene una cámara fotográfica superior (con flash por primera vez). Los accesorios como el teclado y el Apple Pencil, funcionan igualmente en ambos tamaños del iPad Pro.

BN-LE723_1111ST_M_20151110171205

Un interesado en comprar un iPad Pro se tendría que preguntar cuál de los dos tamaños es la que más le conviene para su uso personal. ¿Valdrá la pena el impresionante monitor del iPad Pro de 12.9″ o la portabilidad y mejoras que ofrece la de 9.7″?

Puedo hablarles por experiencia sobre las ventajas y desventajas de cada uno ya que tengo ambos desde hace unos meses. Lógicamente no es lo que recomiendo para la mayoría, pero al ser algo fanático del tema, me llama la atención experimentar con ambas y conocer cuál me funciona mejor. Puedo decir que la conclusión no será universal pero quizá estaremos cerca de ello.

Es importante percatarse que aún cuando Apple propone que el iPad Pro debe sustituir a la laptop para muchos todavía no hemos llegado a eso. Salvo que seas un dibujante, podrás argumentar que todo lo que puedes hace el iPad, ya lo tienes resuelto con tu Macbook.

Desde una perspectiva de ejecutivo, ya sea el de 12.9″ o 9.7”, pienso que el iPad Pro podría cubrir el 90% de mis necesidades de trabajo al momento de ser móvil. Casi todo se puede hacer si se busca la manera, pero la realidad es que no es muy cómodo para largos periodos de uso y muchos no tendrán tiempo o disposición de encontrar nuevos métodos de trabajo. Actividades que se hacen fácilmente en la laptop, como mover archivos o usar hojas de cálculo, resultan posibles pero muy incómodas sin un mouse. Trabajar sin poder usar dos ventanas del mismo software en pantalla implica en ocasiones lentitud.

9-7-ipad-pro

El iPad a nivel productivo será una óptima herramienta que permite realizar las actividades más frecuentes que se hacen en una computadora de manera más rápida, con conectividad independiente a internet (en la versión con datos), larga duración de batería y portabilidad. Lo anterior a costa de estar un poco limitado en software especializado pero siendo ágil en actividades poco complicadas como el email, escribir un texto, revisar fotografías y documentos. Por ello el iPad, ya sea Pro o no, es una excelente opción desde la perspectiva de productividad ya sea como un complemento o el centro de nuestras actividades móviles.

Para elegir entre ambos tamaños de iPad Pro, un primer criterio puede ser el presupuesto, ya que si buscas el mejor costo con mismas propiedades de almacenamiento y conectividad, la versión de 9.7″ con casi las mismas especificaciones, siempre tendrá un precio más bajo. Por lo cual, si el tamaño de la pantalla no es un factor, conviene el de 9.7” ya que siempre se pagará menos por prácticamente lo mismo.

Al momento generar contenido, es decir, escribir, editar un video, trabajar con imágenes etc, ambos iPads Pro tienen el mismo software, posibilidad de aditamentos y aplicaciones. Aun cuando el más grande tiene 4 GB de RAM y el pequeño 2 GB, la diferencia de velocidad de procesamiento es prácticamente imperceptible entre ambas.

theonetrueipad1_2040.0.0

La diferencia sí es evidente al momento de sentase a usarlo para trabajar, ya que el de 12.9″ brinda mucho mejor experiencia gracias al amplio teclado y lógicamente su gran pantalla. Además, al momento de usar dos aplicaciones al mismo tiempo, es muy cómodo porque ambas quedan de un tamaño perfecto para trabajar. El software es el mismo entre ambos iPads Pro y lamentablemente todavía no podemos hacer un “drag and drop” entre las aplicaciones que estamos desplegando en esta modalidad.

En la versión 9.7″ todo lo anterior también se puede hacer, pero en una modalidad que se siente compacta, sobretodo si tienes la posibilidad de comparar entre los dos iPads. Al momento de generar contenido no es tan cómodo, pero es funcional y el beneficio en portabilidad es un elemento para considerarlo como opción. El iPad Pro de 9.7″ cabe en cualquier mochila y por su tamaño es muy cómodo de transportar, ni se siente. Es muy válido sacrificar un poco de experiencia de uso por contar con un dispositivo fácil de transportar. Si vas a pasar mucho tiempo trabajando, el de 12.9” será mejor opción.

Como toda tableta puede ser importante también la parte del entretenimiento. Para mi gusto en este aspecto es el de 9.7 quien lleva la delantera ya que con el de 12.9″ y su pantalla tan grande, es muy incómodo leer acostado o en un sillón. Su tamaño implica que se favorezca una posición para usarlo en una mesa más que para sostenerla en la mano por largos periodos de tiempo. Si además, se considera la incursión del Smart Keyboard (teclado en la cubierta), el grande se vuelve incluso tormentoso sostenerlo acostado para leer. El de 9.7″ se sostiene con una mano y es mucho más cómodo para disfrutar de contenido.

Otro elemento importante es el uso del Smart Keyboard y el Apple Pencil ya que ambos pueden ser la razón para moverse de una generación anterior de iPad a la versión Pro. Si decides prescindir de estos dos aditamentos, puede ser mejor irse por un iPad Air 2, ya que quizá sea la posibilidad de usarlos lo que más podría encaminarte a preferir un iPad Pro sobre generaciones anteriores.

Sin duda ambos aditamentos tienen la misma efectiva respuesta, pero nuevamente el de 9.7″ se siente más apretado y particularmente en el caso del teclado, no es de tamaño “normal” como el de 12.9″. Si pensamos utilizar mucho el teclado, la versión más grande es mejor. En el caso del Apple Pencil, si vamos a usarlo únicamente para tomar notas, no hay una diferencia, pero si como a mí, te gusta dibujar, valdrá la pena más el de 12.9″. No quiere decir que en la versión de 9.7” no se pueda dibujar bien, pero la pantalla más grande permite hacerlo con más espacio y visualizar mejor lo que estás creando.

braeburnpro-5184-008

Finalmente un veredicto, ¿qué hacer? Después de un tiempo de probar los dos iPads Pro, creo que puedo tener una conclusión de lo que sería lo más conveniente. Dando como prioridad la efectividad y no limitarse al momento de ser móvil, yo pensaría que el combo ideal de portabilidad es conservar tu MacBook y complementar con el iPad Pro de 9.7″. Todavía hay actividades que no se pueden hacer en un iPad o si son posibles, la ausencia de mouse o un sistema de archivos te vuelven lento. Con esta combinación podrás usar tu iPad como un complemento de lujo con portabilidad máxima sin perder poder.

Si escoges esta opción, no te recomendaría comprar el Smart Keyboard ya que si traes tu MacBook sería la herramienta primordial para generar contenido. Me quedaría con el Apple Pencil para tomar notas y eventualmente dibujar (si disfrutas de hacerlo). También te permite usar tu iPad como un dispositivo de entretenimiento que puedes sostener en una sola mano. Lógicamente lo negativo de esta opción es traer dos aparatos y muchos buscan evitar esto. No pensaría que es gran problema porque el iPad de 9.7” no estorba al ser muy portable y liviano.

Quedarse sólo con el iPad Pro 12.9″ es opción para aquellos cuyo objetivo es cargar solo un dispositivo y a nivel móvil no piensan en hacer mucho trabajo pesado de oficina (hojas de cálculo, presentaciones etc.). Los que escojan esta opción trabajarán más cómodos y serán más ágiles en muchos procesos cotidianos, pero tendrán limitaciones o lentitud en algunas actividades (mucho por no tener mouse). En este caso recomiendo considerar tanto el Smart Keyboard como el Apple Pencil. Con este enfoque el iPad se tendría que volver el único aparato que carguemos en modalidad móvil; traerlo además de la Macbook no suele tener sentido. Habría que estar consciente que aun cuando es posible disfrutarla para entretenimiento, no será un dispositivo que usarás cómodamente acostado para redes sociales o películas. Salvo que dibujes, habría que hacer una reflexión sobre si tu dinero estaría mejor aprovechado en una Macbook, ya que por su mismo precio y un poco más, podrías comprar una.

En estos aparatos es imposible generalizar lo que le viene bien a todos, son mis recomendaciones personales basadas en la experiencia de tener ambos, pero tu caso puede ser distinto. Imagina bien qué deseas hacer y las expectativas que tienes para que la elección que hagas sea la mejor. Una vez que escojas, no mires atrás pensando si hiciste una mala elección. Cualquiera de los dos iPads Pro están increíbles y el que elijas lo debes disfrutar mucho.

___________

Contacto:

Twitter: @OBG888