iPad Pro – ¿Cambia las opciones para la portabilidad y la productividad?

wpid-captura-de-pantalla-2015-09-14-a-las-13-37-04

“El iPad es la expresión más clara de nuestra visión del futuro de la computación personal” – Tim Cook (9 septiembre 2015)

Con esta frase el famoso CEO de Apple presentó el nuevo iPad Pro. Una nueva versión de la tableta más popular de todos los tiempos agrandada y con un enfoque a la creación de contenido y no tanto a consumirlo. El iPad Pro es un producto retador que se suma a la tendencia contemporánea de Apple de darle al usuario la oportunidad de escoger opciones en una categoría de sus productos. No era el enfoque que tenía Steve Jobs en su tiempo ya que él pensaba que Apple era capaz de crear un producto tal cual el mercado lo necesitaba. Cuando salieron los primeros iPhones o iPads el usuario solo tenía que escoger el tamaño del almacenamiento de acuerdo al precio. Eso ha quedado atrás y si bien a los puristas de la vieja escuela nos frustra un poco tener que decidir, Apple está migrando hacia ello con éxito. La llegada del iPad Pro es ahora tercera opción en la línea de los iPads junto con el Mini y el Air.

Lo dicho por Tim Cook es muy importante ya que implica que el iPad sigue siendo un jugador importante y con gran apuesta al futuro. Implica que los usuarios nos inclinamos hacia los beneficios que aporta una tableta.

El iPad ha sido un producto exitoso pero nunca ha brillado triunfalmente en plano laboral como lo ha hecho en el entretenimiento. Ha tenido el gran éxito de acercar a gente que no era afin a la tecnología a una computadora portátil y amigable. El iPad resulta un compañero inmejorable para largos viajes con la posibilidad de tener libros, videojuegos o ver películas. Sin embargo, en el terreno laboral si bien el iPad se puede utilizar, no ha despuntado tan bien como lo ha hecho en el entretenimiento. Es claro que sirve para tomar algunas notas, ver fotografías, leer algunos documentos y revisar correo. Sin embargo cuando se trata ya de realmente trabajar hojas de cálculo o presentaciones no es fácil usarlo.

Me parece que el iPad Pro viene con la idea de cambiar dicha tendencia y hacerse un espacio en el plano laboral. Como en otras ocasiones Apple no es el pionero en la tableta para productividad, Microsoft lo intentó primero con la Surface sin mucho éxito comercial pero con un producto que considero que conceptualmente correcto. Surface nunca me pareció enfocado al entretenimiento sino a un ejecutivo que necesitaba una computadora portátil pero suficientemente poderosa para poder operar laboralmente. El iPad Pro es básicamente el mismo concepto que el Surface pero acompañado de una buena imagen así como de un software robusto y conocido gracias a los anteriores iPads y el iPhone.

Me interesa compartir lo que pienso sobre el potencial de este nuevo producto y las opciones que tiene una persona cuyo interés se ha despertado para considerarlo efectivo y portátil y que puede ayudarle como herramienta en el mundo ejecutivo.

Analicemos las características más relevantes del iPad Pro:

wpid-captura-de-pantalla-2015-09-14-a-las-13-35-58

  • Pantalla de 12.9 pulgadas (un poco más grande que la pantalla de la Macbook que tiene 12’’)
  • Resolución 2732 x 2048 a 226 pixeles por pulgada (el récord de pixeles en iOS, se debe ver precioso)
  • Chip A9 X de 64 bits (es decir, es más rápida en procesamiento que muchas PCs)
  • 10 horas de batería (lo veo normal, un día)
  • Touch ID (como el iPad Air 2 y desde el iPhone 5s)
  • Cuatro bocinas en cada extremo (Va a sonar genial, con muy buen volumen)
  • Cámara trasera de 8 y frontal de 1.2 megapixeles (buenas fotos aunque se usará poco para ello)
  • Sensibilidad implementada en la pantalla que permite el uso del nuevo Apple Pencil (conceptualmente un “stylus” que funciona únicamente con el iPad Pro)
  • Conexión con un teclado – cubierta (el iPad Pro tiene una conexión magnética que le permite conectarse al teclado que a su vez puede funcionar como una cubierta, tal cual lo tiene la Surface de Microsoft hoy).
  • $799 U.S. Dllrs por el modelo de entrada (Wifi 32 GB). El modelo Wifi de 128 GB tiene un precio de $949 U.S. Dllrs y la versión con conectividad a datos celulares por $1,079 U.S. Dllrs. El Apple Pencil se vende por separado por $99 U.S. Dllrs y el teclado externo por 169 U.S. Dllrs.

Lo anterior en resumidas cuentas nos permite armar una herramienta portátil que tiene más poder tecnológico que incluso muchas laptops. A pesar de lo mucho que ha avanzado iOS y que la versión 9 nos va a permitir tener por primera vez dos aplicaciones abiertas al mismo tiempo, hay que decir que es un sistema operativo está más enfocado al entretenimiento que a la productividad. El iPad Pro se centra en quienes buscan una experiencia confortable y efectiva de trabajo con el máximo de portabilidad.

El iPad en el mundo ejecutivo hasta el momento

wpid-captura-de-pantalla-2015-09-14-a-las-13-39-00-1

Desde que salió la primera iPad le vi el gran potencial para utilizarla en el plano laboral. Me di cuenta con el paso del tiempo que si bien esto era factible, no era lo común. La mayoría prefería cargar con sus laptops para tener en todo momento disposición de sus archivos, múltiples ventanas, teclado y mouse. El miedo a integrar el iPad en el trabajo estaba también justificado por la poca profesionalización de software para el ejecutivo. Por ejemplo, fue hasta hace poco que se pudo utilizar oficialmente Microsoft Office en el iPad. Sin este software en el iPad el ejecutivo estaba muy limitado y muchos la descartaron como opción cuando necesitaban ser móviles.

En cualquier caso yo reté la idea y me empeñé en utilizar mi iPad en mi mundo laboral. Fui efectivo pero para lograrlo tuve que estudiar opciones y hacer varias pruebas más motivado por la diversión que hay para mi en encontrar nuevas formas de hacer las cosas. No todo mundo comparte ese sentimiento y está abierto a experimentar con la tecnología. Vi mucha gente que entraba a reuniones con su iPad y no sabía qué  hacer con ella. Además, tengo que aceptar que si bien pude operar con el iPad cuando lo necesitaba, la experiencia de usarlo para mi trabajo no siempre era la mejor. Trabajar sin mouse era molesto pero tolerable, sin embargo armar un documento, presentación u hoja de cálculo con la mitad del teclado invadiendo la pantalla, es imposible. Por mínimo necesitaba un teclado y sí, me compré uno inalámbrico que me acompañaba cuando iba con mi iPad. El problema era que cuando lo llevaba no podía dejar de pensar que si tenía que traer teclado y el iPad, ya prácticamente era como llevar mi Macbook, pero con un sistema operativo más débil. La decisión en ese momento fue por portabilidad; llevar el iPad era más liviano y ágil pero siempre había el riesgo de no poder hacer algo que necesitara. En los viajes que he tenido desde que tengo iPad, en la mayoría decidí dejar mi Macbook Pro para confiar en él y nunca me arrepentí. Siempre logré resolver los retos informáticos pero no por ello se me complicaron más de una vez por no traer mi Macbook Pro.

wpid-captura-de-pantalla-2015-09-14-a-las-13-43-05

Trabajé sin problemas con el iPad y logré no verme limitado gracias a que busqué opciones y las encontré para librarme de cargar mi laptop. He dado cursos de cómo utilizar el iPad como ejecutivo pero llegué a eso porque disfruté meterme a estudiarlo y encontrar formas de resolver las cosas. Lo anterior es algo que no todo mundo tiene interés en hacer y que sin la preparación adecuada, el ejecutivo promedio se sentirá débil dependiendo del iPad únicamente. ¿Podrá el iPad Pro cambiar eso? Quizá, o por lo menos es ése el enfoque que intenta tener por lo que ha comentado el mismo Tim Cook.

Opciones que compiten contra el iPad Pro

En contraste con lo anterior, a principios de año, Apple sorprendió con la ultra portátil Macbook, y es aquí donde encuentro al verdadero competidor del iPad Pro. La Macbook es una máquina increíblemente liviana, con una pantalla tipo retina maravillosa que aun siendo pequeña tiene un buen tamaño para trabajar. Cuenta con un disco duro SSD que por mínimo tiene el doble de espacio de almacenamiento del iPad más grande. La Macbook tiene OS X con todas las bondades de un sistema operativo poderoso que sin duda es superior en alcance y características que iOS. La Macbook tiene un costo de $1,299 U.S. Dllrs con 256 gb de espacio y $1,599 U.S. Dllrs con 512 gb.

Me parece justo decir que desde que salga el iPad Pro en noviembre, la Macbook será el producto a comparar por el ejecutivo que va a invertir más de $1,200 dólares en una máquina que sea portable y que le permita ser productivo. Entonces, si un usuario se compra el iPad Pro de 128 GB Wifi con teclado y Apple Pencil gastaría $1,217 U.S. Dllrs, es decir 93% de lo que cuesta una nueva Macbook con el doble de espacio. El usuario que busca una máquina portable para ser productivo laboralmente no tendría que pensar mucho. La decisión más pragmática me lleva a sugerir comprar la Macbook sobre el iPad Pro (incluso una Macbook Air y a menor precio). Por más poderosa que sea el iPad Pro, iOS 9 no va a lograr lo que se puede hacer con OS X cómodamente con un mouse. Eso no significa que sea la opción más conveniente para todos, el iPad Pro trae buenos argumentos para considerarse opción.

¿Por qué entonces un iPad Pro?

El iPad Pro deja atrás la incomodidad de no tener un teclado físico al alcance inmediato. Ello la posiciona inmediatamente como una herramienta que permite generar contenido sin que la pantalla se vea forzosamente manchada con el teclado. Si bien no tiene mouse, tiene la ventaja de tener una pantalla touch y con ello las ventajas que esto da. Es decir, se puede uno sentar cómodamente a trabajar y son realmente pocas las operaciones que la alejan de una laptop. El iPad es un producto que enamora, que dan ganas de usarlo y si la limitación era no tener una buena experiencia, se han tomado suficientes medidas como la pantalla grande y el teclado, para que sea confortable trabajar en ella. El nuevo iOS 9 también da un gran paso hacia la productividad con el eje de poder tener dos ventanas abiertas al mismo tiempo. Por ello un ejecutivo puede estar encontrando en el iPad la experiencia que busca con excelente portabilidad. No estará al nivel de OS X pero sí mejor cubierto que antes.

Otra razón puede estar relacionada con la pantalla touch pero sobretodo con el Apple Pencil. Para un dibujante o diseñador pienso que el iPad Pro permite estimular la creatividad al máximo dando la mejor semejanza a la experiencia de usar una hoja de papel. Además se ve en el horizonte poderosos programas que pueden aprovechar efectivamente la pantalla touch y el Apple Pencil como es el caso de Photoshop o Autocad. El iPad Pro tiene la capacidad técnica para poderlos utilizar con buena velocidad de procesamiento. El iPad Pro tiene potencial para dar la mejor experiencia al utilizar programas que estimulen la creatividad y en ese terreno sí es superior a la Macbook.

wpid-captura-de-pantalla-2015-09-14-a-las-13-38-24

Tenemos también al grupo de personas que quieren mejorar su experiencia de consumo de contenido a costa de un poco la portabilidad. No digo que en una Macbook no se pueda ver una película o leer un libro, pero sin duda la experiencia en un iPad es la mejor cuando se mezcla el entretenimiento en computación. Para muchos será atractivo darle el uso actual de su iPad Mini o Air en una versión con pantalla más grande y mejor sonido. No tengo duda que ver una película con tremenda pantalla en un avión o en la cama será muy agradable. Ver fotografías de un viaje o revisar las redes sociales será muy atractivo en el iPad Pro y puede ser una razón para preferirlo. Me inquieta un poco pensar si el iPad Pro aun siendo liviano, al ocupar tanto espacio, arruine la posibilidad de utilizarlo cómodamente mientras estamos buscando esparcimiento. Habrá que verlo en vivo pero me inquieta que al ser demasiado grande arruine la maniobrabilidad que caracteriza al iPad como hoy lo conocemos.

También la veo muy interesante para gente que lleva blogs y que principalmente se dedica a escribir texto. En mi experiencia cuando estoy trabajando en una presentación u hoja de cálculo, necesito ver otros archivos y es necesario tener muchas ventanas abiertas. Esto cuesta mucho trabajo hacerlo en un iPad hoy, sin embargo hay quienes para su trabajo no necesitan muchas ventanas sino escribir ideas y texto. La experiencia de teclear sin distracciones es inmejorable en un iPad ya que tener una sola ventana permite concentrarse mejor.

wpid-captura-de-pantalla-2015-09-14-a-las-13-39-38

Finalmente veo también la posibilidad que el ejecutivo se haya acostumbrado y enamorado de su iPad y se sienta cómodo generando contenido en iOS 9. Es posible que como yo, haya encontrado soluciones para utilizarla cuando es móvil y una versión mejorada le viene muy bien. Personalmente me interesa explorar la integración del teclado en la cubierta y el Apple Pencil como herramientas de productividad. Tengo la impresión que me voy a llevar una grata sorpresa, pero esta razón es sólo para los valientes que disfrutamos experimentar.

Pienso que en cualquier contexto el iPad Pro todavía se debe ver como un complemento a una máquina de escritorio. La pantalla touch y el Apple Pencil están geniales pero para depender 100% del iPad ya sea Pro o no, se necesitan opciones para guardar archivos y software muy robusto y especializado para estar a la altura de lo que se hace en OS X.

Conclusión

El iPad Pro me interesa mucho, es para mi uno de los grandes saltos que ha dado el iPad en su evolución. Apple tiene elementos para decir que el futuro laboral viene con esta configuración y ello me hace pensar que vienen atractivas innovaciones en el futuro que se aprovecharán óptimamente en un iPad.

Como ejecutivo que utiliza su iPad casi diario, me llama mucho la atención considerar esta nueva propuesta más enfocada a la productividad y comodidad para trabajar. Tengo claro que hoy eso se logra mejor con OS X pero poco a poco el iPad va ganando terreno y el Pro brilla con luz propia.

Como se ve esta tendencia se ve muy probable que en unos años no estemos hablando de dos aparatos y sistemas operativos distintos. Pienso comprar una cuando sea posible adquirirla y con gusto les daré mis puntos de vista sobre su uso y efectividad en la vida laboral del ejecutivo.

Twitter: @OBG888